Un automóvil prácticamente es la segunda casa de cualquier persona, porque pasa muchas horas en su unidad para acudir a su trabajo o simplemente trasladarse con su familia.

Por esta razón es necesario siempre contar con algunos consejos indispensables para el buen funcionamiento del auto. Les compartimos algunos:

Llantas: cada semana o por lo menos una vez al mes se debe revisar la presión de las llantas, para que estén en un nivel adecuado, con esta medida se evitará su desgaste y por ende se ahorrará combustible.

Cambio de aceite: hay que comprobar el nivel de aceite con la varilla indicadora, el reemplazo comúnmente se hace a los 5 mil kilómetros de recorrido.

Frenos: se deben revisar el líquido de frenos por lo menos cada semestre, al mecánico se le debe solicitar la revisión del freno de mano y también hay que estar atento si es necesario el cambio de balatas.

Anticongelante: con una inspección física en frío se debe revisar, cerciorando que esté al nivel. En caso de que se necesite nivelarlo, es necesario usar la marca recomendada por el fabricante del automóvil.

Estos son algunos consejos para que un vehículo siempre esté en buenas condiciones.